Los científicos prevén que la nueva colada se termine uniendo a la principal