Los interinos con más de diez años de antigüedad tendrán su plaza sin opositar