Las lluvias se ceban con Asturias y obligan al desalojo de más de 50 pacientes en el hospital de Arriondas