El Ayuntamiento de Palomares declara personas non gratas a los jóvenes de la Manada