El sacerdote de El Palo, roto de dolor: "No creemos en varitas mágicas"