Los primeros políticos presos ya viajan a cárceles de Cataluña