La fase 2 avanza en la costa: mucha seguridad y algún que otro baño pendiente a la espera de reaperturas