Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

Sanidad propone Pfizer para completar la pauta en menores de 60, pero varias CCAA se oponen

  • Sanidad apuesta por la vacunación heteróloga para los menores de 60 que recibieron dosis de AstraZeneca

  • El ensayo CombivacS señala que combinar AstraZeneca y Pfizer es seguro y eficaz

  • Sanidad propone Pfizer para completar la pauta, pero varias CCAA quieren seguir las recomendaciones de la EMA y la OMS

El Ministerio de Sanidad ha propuesto a las CCAA que aquellos menores de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca antes de que cambiase el criterio de vacunación completen ahora la pauta con una segunda dosis de Pfizer.

De este modo, y tras una larga espera, Sanidad apuesta en estos casos por la vacunación heteróloga, es decir, por mezclar dos vacunas distintas para completar el proceso de inmunización.

La propuesta llega inmediatamente después de que se haya conocido que los resultados preliminares del ensayo clínico de CombivacS, –realizado precisamente para probar la mezcla de estas dos vacunas–, señalan que combinar AstraZeneca y Pfizer es seguro y es eficaz. Protege contra la covid y no provoca más ni peores efectos secundarios que la fórmula original, asegura el informe preliminar, presentado por el Instituto de Salud Carlos III.

¿Fin a más de un mes de espera e incertidumbre? Varias CCAA discrepan

De este modo, con esta decisión se pondría fin a más de un mes de espera; más de un mes de incertidumbre para los cerca de dos millones de personas afectadas por esta situación, en la que se vieron después de que el Ministerio de Sanidad anunciase un cambio en la estrategia de vacunación para destinar AstraZeneca solo para los mayores de 60; un anuncio que llegó el 7 de abril, inmediatamente después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) concluyese que los extraños eventos trombóticos detectados en pacientes que habían recibido el suero de la compañía anglosueca eran un “posible efecto secundario” de la vacuna, pese a recalcar que, ante todo, AstraZeneca “es segura y eficaz” y con muchos “más beneficios que riesgos”. Dichos eventos, "muy extraños", según recalcaba la EMA se detectaron sobre todo en menores de 60, razón por la cual España, como otros países, adaptó el criterio de vacunación en consecuencia.

Desde entonces, Sanidad ha defendido la espera para saber qué sucedería con la segunda dosis de los afectados esgrimiendo que era preciso realizar más estudios para buscar evidencia científica; para “tomar la mejor decisión”, en palabras de la ministra Carolina Darias. Por eso, se puso en marcha el estudio de CombivacS, a la vez que se revisaba el ensayo realizado al respecto en Reino Unido y los resultados y las observaciones ofrecidas por aquellos países que, a diferencia de España, desde el primer instante en que la EMA se pronunció decidieron apostar por la vacunación heteróloga, mezclando AstraZeneca y Pfizer, como Francia, Finlandia, Alemania o Suecia, entre otros.

Sin embargo, y pese a todo, la propuesta de Sanidad cuenta con la oposición de varias comunidades autónomas que discrepan y piden, al contrario, seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud y de la propia Agencia del Medicamento Europeo, que instó a que los países completasen la pauta administrando la segunda dosis de AstraZeneca antes de 12 semanas desde la primera dosis, tal como prescribe el fármaco. Entre ellas se encuentran Madrid, Andalucía o Galicia.