Los turistas en Cataluña, incrédulos: “¿Yo estoy en España o en otro país?”