Arde Cataluña: la violencia toma la calle por tercera noche y amenaza con no parar