El volcán de La Palma, en su momento más enérgico y más explosivo: con cinco bocas y 10 coladas de lava