Zaplana lo niega todo, pero la UCO le acusa de cobrar mordidas de más de 10 millones en sobornos