El aplauso para las pequeñas victorias en cada hospital