Aplausos como terapia: "Nos hacen sentir menos solos"