Barcelona supera a Lleida en número de contagios y no puede controlarlos