Una boda, un bar y un polideportivo: los brotes que más han desconcertado a los vecinos porque se tomaron medidas