La situación de Castilla y León empeora: registra 476 nuevos positivos, hasta 58.436, con 14 fallecidos más