La ciencia busca en los genes respuestas a la COVID-19