Vemos el coronavirus en 3D por primera vez