El coronavirus también afecta a los más pequeños: los casos en menores se están multiplicando