Pruebas PCR puerta por puerta en Rubí, Barcelona, donde se triplica la tasa de expansión del virus