Los expertos avisan: hay mayor riesgo de quemaduras en la piel tras el confinamiento