"Deberíamos haber actuado como mínimo dos o tres semanas antes, cada día la transmisión descontrolada es mayor"