La pandemia de coronavirus abre el debate sobre la educación y su necesidad de renovarse