Los efectos de la silla en la oficina durante 20 años son demoledores para la salud