Una enfermera madrileña nos cuenta cómo afrontan el trabajo: "Antes de subir a casa, lloras y lloras mucho"