Un estudio serológico de Barcelona apunta que solo el 5% de su población tiene anticuerpos contra el coronavirus