"Ni hay mascarillas ni las necesitas": los farmaceúticos piden calma ante la histeria