Galicia, la región más avanzada, abandona el estado de alarma el lunes