El hospital Parla dice que el vídeo en el que un médico ordena rechazar a ancianos simulaba un colapso