"Hemos doblegado la curva": Illa ya puede decir la frase esperada aunque para ello cambió la forma de medir datos