Sin distancia social ni mascarilla: jóvenes continúan la fiesta en sus coches tras el cierre de las discotecas