Los madrileños optan por parques y terrazas para este puente en estado de alarma