La mascarilla y la distancia son perjudiciales para docentes y profesionales de la voz