Los médicos creen que las autoridades deben advertir de los efectos secundarios de las vacunas del covid: "No será un camino de rosas"