Las medidas de confinamiento pueden haber salvado a 450.000 ciudadanos en España