10 días de cuarentena y 4 de trabajo: el modelo matemático para luchar contra el coronavirus y reflotar la economía