La vacuna de Oxford es la más avanzada contra el coronavirus, según la OMS: podría estar lista a finales de año