Óscar nos mira a los ojos y nos dice que estemos alerta: 70 días en la UCI para volver a aprender a andar