Los pacientes con problemas de salud mental tienen más posibilidades de sufrir depresión o estrés por la pandemia