Algunos países del mundo comienzan la fase de desescalada: Dinamarca y Noruega reabren sus colegios