Pedro Sánchez, con guantes y mascarilla, visita una fábrica de respiradores de Móstoles