El 30% de las personas que han sufrido un ictus ignora cómo actuar para evitar un nuevo episodio