El plan del Gobierno para luchar contra los rebrotes: divide los territorios en tres niveles de riesgo