Un aplauso para nuestros mayores: vencer al virus a los 100 años