Una residencia de Gijón sufre un rebrote con una veintena de afectados