Gobierno y Comunidad de Madrid acuerdan analizar los datos a diario en medio de la batalla de cifras