La sexta ola comienza a descender en algunas comunidades, aunque ómicron continúa extendiéndose