Sube el número R: los epidemiólogos alertan de un repunte y posible cuarta ola