El Hospital Gregorio Marañón realiza un trasplante de corazón a una niña de 18 meses